Nuestra misión

¿Alguna vez te has preguntado por qué vivir de forma sostenible ha de ser más “complicado” que seguir la corriente? A nosotras nos parece que no es nada justo. Por eso en La mala leche hacemos productos éticos y deliciosos para todas esas maravillosas personas que cada día deciden vivir en armonía con los animales y con el planeta. Queremos que el estilo de vida sostenible sea tan cómodo y agradable como debería ser.

Además, en el proceso de desarrollar una empresa ética, queremos identificar dificultades, proponer soluciones y crear debate sobre la necesidad de tener una economía más sostenible y honesta en el futuro próximo.

Nuestra historia

¡Hola! Me llamo Estefanía. Durante mis estudios en Administración de Empresas y Publicidad, empecé a darme cuenta de que quería dedicarme a las causas sociales. En lugar trabajar en el negocio de repostería de mi familia, me mudé a Berlín para trabajar en ONGs. Vivir en esta ciudad acrecentó mi deseo de vivir una vida más ética. Pero aunque Berlín es el paraíso de la comida vegana, lo ecológico, y el second hand, no acababa de entender por qué llevar un estilo de vida sostenible había de ser más complicado y farragoso que simplemente seguir el «mainstream». Empecé a pensar en formas tangibles de ayudar a normalizar esta forma de vida, y un día se me ocurrió que una buena idea sería volver a mis orígenes y seguir los pasos que mi abuela dio en 1976, pero pensando en los retos del 2019 y los años tan cruciales que están por venir.