Un sistema judicial para ricos

¿Se atreverán a demandar a los estados por las medidas por el coronavirus?

Cuando crees que el capitalismo y el egoísmo humano ya no pueden sorprenderte más, «abres» el periódico y te encuentras con esto.

Noticia en El diario el 25 de mayo de 2020

Resulta ahora que son las grandes corporaciones, instigadas por grandes buffetes de señoros abogados, las que podrían demandar a los Estados para que les indemnicen por las medidas aplicadas por el coronavirus. De ser así, se utilizaría dinero público para compensar a señores muy ricos por la pérdida de beneficios futuros esperados.

Pero lo mejor de todo es que tanto en esta como en anteriores epidemias, el salto del virus a los humanos se ocasiona por la relación tan desequilibrada que tenemos con la naturaleza (de la que formamos parte), y no es ningún secreto que las grandes corporaciones tienen mucha culpa del desequilibrio. Si es que la arrogancia del que se cree dueño y señor de todo no tiene límites.

Largas colas de personas pidiendo comida, miles de refugiados a los que la pandemia ha pillado en un campamento, personas que han muerto porque los sistemas públicos de salud no dieron de sí, etcétera. Pero a ellos, los que más tienen, les duele ver reducidos sus dividendos. Quizá somos los y las ciudadanas de a pie las que deberíamos reclamar responsabilidades a las grandes corporaciones por todo el sufrimiento que han causado y causan, y no al revés. No ya por el coronavirus, sino por todo el mal que sus actividades están ocasionando al planeta y a sus habitantes (pérdida de hábitats, extinción de especies, maltrato de animales, explotación humana, innumerables injusticias sociales…).

Se dice que el coronavirus es solo la antesala de lo que está por venir a causa del cambio climático. Las grandes empresas saben perfectamente que tienen mucha pero que mucha responsabilidad en todo esto, ¿se atreverán ahora a reclamar a los Estados compensaciones por las medidas tomadas para evitar más muertes por el virus?  

Lamentablemente, no sería de extrañar, porque ya está sucediendo desde hace un tiempo por otros motivos. El ISDS, también conocido como sistema judicial paralelo para ricos, permite a los inversores extranjeros obtener dinero público en compensación que no podrían reclamar en los sistemas legales nacionales. Estos tribunales pueden otorgar daños y perjuicios por las ganancias futuras esperadas que perderán las empresas por medidas tomadas por los gobiernos, cosa que no sucede en la mayoría de los regímenes legales.

¿Cómo te quedas? Si lo que están tramando estos abogados llegase a término, solo espero que sepamos plantarles cara y no permitir algo así.

¿Qué podemos hacer?

Pues a parte de protestar y hacer ruido, se me ocurre lo de siempre, una de las formas más eficientes de micro activismo para luchar contra el poder injusto: el consumo consciente. De verdad, no le demos más dinero a esta gente tan falta de ética y empatía.

“Cada vez que gastas tu dinero, estás votando por el tipo de mundo que quieres».

Anna Lappe

El consumo sirve para apoyar a quienes lo están haciendo bien, y para boicotear a las que lo están haciendo mal. Hablar está muy bien, pero si queremos justicia, hay que poner las ideas en práctica, y una forma de hacerlo es el boicot inteligente a través del consumo.

Autora: Estefanía Lozano

Traducción al inglés: Anna Kommers

Bibliografía:

https://www.eldiario.es/sociedad/despachos-abogados-preparando-demandar-coronavirus_0_1030646966.html

https://corporateeurope.org/en/2020/05/cashing-pandemic-how-lawyers-are-preparing-sue-states-over-covid-19-response-measures